Todos somos diferentes

Todos somos diferentes, cada uno con su situación particular, con distintas condiciones, nivel de motricidad y por tanto, diferentes objetivos. Por ello, los mismos entrenamiento y ejercicios no son adecuados para todos.
En Hedla, adaptamos completamente la rehabilitación en función de cada persona y de lo que se desea lograr. Cada uno de los ejercicios en el entrenamiento tiene como objetivo disminuir gradualmente las limitaciones que dificultan su actividad normal. Para lograr los mejores resultados posibles, el entrenamiento debe tener un grado de dificultad relativamente alto.
Para lograr los mejores resultados posibles, el entrenamiento debe tener un grado de dificultad relativamente alto.
En primer lugar, nuestros fisioterapeutas y logopedas valoran sus capacidades y posibilidades de forma individual. A continuación, se aplican todas las medidas específicas para conseguir el máximo rendimiento en cada ejercicio ofreciéndole el apoyo y la seguridad precisos.
Juntos, hacemos todo lo necesario para conseguir una mejoría fundamental para usted tras sufrir un accidente cerebrovascular, otra lesión cerebral adquirida u otra enfermedad neurológica.